NOVENA PARA VOCACIONES DE SANTA TERESA DE LISIEUX

1° DÍA: “MISIÓN”
Meditación: “La Iglesia, por su propia naturaleza, es una misión.” Por medio del bautismo compartimos en esta misión. Dios envió a su único Hijo para librarnos de nuestro pecado. Como misioneros, participamos en el plan de salvación de Dios. Él nos envía al mundo para atraer a otros a la obra de salvación que se ha logrado a través de Jesucristo.
Oración: Santa Teresa, patrona de las misiones, a través de su intercesión graciosa, haz que yo pueda seguir con alegría la misión que Nuestro Señor me ha dado, con el fin de que pueda llevar a otros a Él. Suplica a Nuestro Señor la gracia que necesito para seguir con alegría su voluntad sin reservas. (Oración de la Novena)
2° DÍA: “ORACIÓN”
Meditación: Sin un retiro diario en los recovecos tranquilos del corazón que late con la presencia de Cristo, no logramos nada; de hecho, nos convertimos en nada. La oración es un componente vital de la vida espiritual. A pesar de que puede clasificar muchas de nuestras acciones como “oración”, nunca pueden reemplazar por un encuentro personal con Dios. Tenemos que aprender a contemplarlo en el silencio de nuestros corazones.
Oración: Santa Teresa, tú que comprendes la riqueza y la necesidad de la oración diaria, a través de su intercesión graciosa, haz que yo aprenda a pasar tiempo en oración tranquila a los pies del Maestro. Suplica a Nuestro Señor la gracia que necesito para convertir alegremente mi trabajo en mi oración. (Oración de la Novena)
3° DÍA: “DESEO”
Meditación: “Jamás acontezca que yo me gloríe, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo.” Nuestras palabras y acciones deben fluir desde
nuestro deseo ardiente para participar en los sufrimientos de la cruz. La sangre y el agua que fluyen del costado de Cristo sacian este deseo. Su muerte dio vida al mundo. Debemos tener el deseo de estar unidos con Él para siempre en el Reino Celestial.
Oración: Santa Teresa, cuyo deseo fue ampliada en la muerte, a través de su intercesión graciosa, concédame quemar con un deseo profundo de servir a Dios solamente. Suplica a Nuestro Señor la gracia que necesito para servir con alegría la Iglesia con celo. (Oración de la Novena)
4° DÍA: “SIMPLICIDAD”
Meditación: La simplicidad es la clave para vivir una vida ordenada. El reto consiste en realizar tareas ordinarias con un amor extraordinario. Atar nuestros zapatos, lavar los platos o recoger los desechos de otros, son tareas sencillas que podemos hacer por el amor de Dios. Todo lo que hacemos con sencillez de corazón es grande en sus ojos.
Oración: Santa Teresa, que vivías una vida sencilla entregada al Niño Jesús, a través de su intercesión graciosa, concédeme comprender la importancia de vivir una vida sencilla y hacer cada acción por amor por Jesús. Suplica a Nuestro Señor la gracia que necesito para ser alegremente un tabernáculo de su amor. (Oración de la Novena)
5° DÍA: “CARIDAD”
Meditación: “El mayor de ellos es el amor.” El amor perfecto engendra la caridad. Nuestro amor por Dios y su pueblo deben motivar todas nuestras acciones. La caridad surge de un corazón que pone las necesidades de los demás ante sus propias necesidades..
Oración: Santa Teresa, a través de obras ocultas de caridad tocabas las vidas de sus hermanas
carmelitas, a través de su intercesión graciosa, haz que yo pueda desarrollar un corazón de caridad para que todas mis acciones dará testimonio de la amor intensa que tengo por Dios. Suplica Nuestro Señor lla gracia que necesito para practicar la caridad con alegría en pensamiento, palabra y obra. (Oración de la Novena)
6° DÍA “PUREZA”
Meditación: Jesús dio la bienvenida a los niños. Los niños poseen una pureza sin mancha del corazón. Con la fe de un niño, hay que esforzarnos por imitar la virtud de la pureza, guardando nuestros pensamientos, examinando nuestras intenciones, y santificando nuestras acciones.
Oración: Santa Teresa, hija de la pureza, a través de su intercesión gracia, haz que yo pueda practicar la virtud de la pureza. (Para aquellos que son llamados al don del celibato): Suplica Nuestro Señor la gracia que necesito para abrazar con alegría el celibato por el reino. (Oración de la Novena)
7° DÍA: “OBEDIENCIA”
Meditación: “Padre, no se haga mi voluntad, sino la tuya.” En el huerto de Getsemaní, Jesús rindió Su voluntad al Padre. La obediencia requiere que sometemos nuestra voluntad a los que Dios ha escogido para interpretar el misterio de su plan divino para nosotros en esta vida.
Oración: Santa Teresa, tú que aceptó obedientemente la voluntad del Padre revelado a ti por los superiores de tu comunidad, a través de tu intercesión graciosa, haz que yo siempre pueda ser obediente a mi Santa Madre, la Iglesia, y a los que han sido llamados a predicar la verdad en Su nombre. Suplica Nuestro Señor la gracia que necesito para rendir alegremente mi voluntad. (Oración de la Novena)

8° DÍA: “DISCIPLINA”
Meditación: La disciplina es un elemento esencial de ser un discípulo. Debemos ordenar nuestras vidas diarias de segun el plan de Dios. El equilibrio es importante. Una evaluación honesta de nuestra rutina
puede determinar los obstáculos que nos impiden a amar a Dios con todo el corazón, mente y alma. La disciplina nos ayudará a superar estos obstáculos.
Oración: Santa Teresa, tú que vivías la vida disciplinada de una carmelita de clausura, a través de su intercesión graciosa, concédame tener el valor de enfrentar mis debilidades. Suplica a Nuestro Señor la gracia que necesito para practicar la disciplina con alegría para que pueda crecer en la santidad. (Oración de la Novena)
9° DÍA: “PERSEVERANCIA”
Meditación: No podemos ser testigos verdaderos de la fe, si no perseveramos. La perseverancia se manifiesta a través de la fidelidad a la voluntad de Dios. La perseverancia florece cuando alegremente sufrimos los ensayos de una vida centrada en Cristo. A través de la perseverancia, recibimos el don de la paz que habita en nuestros corazones.
Oración: Santa Teresa, que perseveraba en su amor a Jesús, incluso cuando su vida estaba llena de dolor físico y la oscuridad espiritual, a través de su intercesión graciosa, concédame perseverar en el cumplimiento del plan de Dios para que me goce contigo en el cielo. Suplica a
Nuestro Señor la gracia que necesito para seguirle con alegría, hasta la muerte. (Oración de la Novena)

 

ORACIÓN DE LA NOVENA
Oración: Santa Teresa, respondiste a la llamada del Señor a ser amor en el corazón de la Iglesia por entrar en el Carmelo y vivir la vida oculta de la oración contemplativa, el ayuno, y la ofrenda de sí mismo para la misión de la Iglesia y la salvación de las almas. A través de tu intercesión amable, conceda nuestras oraciones por un aumento de las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en nuestra diócesis. Suplica al Señor que nos envíe obreros que serán discípulos verdaderos del Señor, fieles al servicio de su Iglesia, la búsqueda de la santidad, y siempre dispuestos a poner las necesidades de otros antes que sus propias. Especialmente, pedimos que pide a Jesús que nos envíe una abundancia de sacerdotes según el Sagrado Corazón de Jesús. Hacemos esta oración en el nombre de Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
Santa Teresa, Patrona de las vocaciones, ruega por nosotros!

 

SPALDING PASTORAL CENTER | 419 NE MADISON AVENUE | PEORIA, IL 61603 | PHONE (309) 671-1550 | FAX (309) 671-1579
© Copyright 2019 - Catholic Diocese of Peoria || 2 || Privacy Policy || Design by TBare.com